THE QUEEN OF BLACK MAGIC

Título original: Ratu Ilmu Hitam
Año: 2019
Duración: 99 min.
País: Indonesia 
Dirección: Kimo Stamboel
Guion: Joko Anwar
Reparto: Hannah Al Rashid, Ario Bayu, Adhisty Zara, Muzakki Ramdhan, Tanta Ginting, Ari Irham, Ade Firman Hakim, Imelda Therinne, Sheila Dara Aisha, Ruth Marini

 

El pasado Festival de Sitges nos ofreció tres películas de terror de Indonesia que fueron muy bien recibidas por los aficionados, Impetigore, May the Devil Take You Too y esta que hoy os traigo, y no tuve la suerte de elegir ninguna de las tres. Pero para recuperar pelis que se nos pasan de Sitges, y también para descubrir nuevas, llegan al rescate los Festivales posteriores, y en esta ocasión la edición online de TerrorMolins, me ha permitido disfrutar de este remake de la cinta de mismo título de 1.979.

Un grupo de niños huérfanos crecen en un orfanato bajo la tutela del cuidador del lugar. Años más tarde, el grupo regresa al orfanato como adultos a ver al hombre que los cuidó mientras se encuentra en su lecho de muerte. Pero el regresar a este lugar despierta memorias que tenían guardadas, al igual que una fuerza maligna que esperaba por ellos.

Al decir que “The Queen of Black Magic” no está a la altura de sus compatriotas no quiero insinuar que es una mala película, porque no es el caso, solo que sufre de algunos problemas que la sitúan un poco por detrás de las otras. El problema que más afecta su calidad es su desordenado guion.


Es sorprendente conocer que Joko Anwar, quien se está convirtiendo en sinónimo del cine de horror en Indonesia, es la mente detrás del guion tanto de esta película como de “Impetigore”. Esto ayuda a explicar la similitud en sus problemas en el guion, que parecen ser intrínsecos del escritor. Ambas películas sufren de tener un guion desorganizado donde la falta de enfoque hace que al espectador le cueste entrar en su dinámica y entender el mensaje que quiere llevar.


Como parte de los problemas del guion está el desarrollo de los personajes. De forma general puedo resumir este problema en que hay demasiados personajes y ninguno de ellos se siente bien desarrollado, aun cuando el elenco hace un trabajo excepcional en sus interpretaciones. La falta de enfoque en las ideas se extiende a un alto número de escenas que parecen forzadas dentro de la historia para crear momentos de horror, pero que solo sirven para introducir grandes agujeros en la trama. Como ejemplo de esto sirve todas las escenas relacionadas a un bus accidentado, que cumplen con su propósito de añadir terror, pero que perjudican la trama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s