VIOLATION

Año: 2020
Duración: 107 min.
País: Canadá 
Dirección: Dusty Mancinelli, Madeleine Sims-Fewer
Guion: Dusty Mancinelli, Madeleine Sims-Fewer
Reparto: Madeleine Sims-Fewer, Anna Maguire, Jesse LaVercombe, Obi Abili, Jasmin Geljo, Cynthia Ashperger

 

 

 

Las películas de venganza parecen ser una fuente inagotable para los cineastas, de la que se nutren varios géneros desde el cine de acción con Lian Neeson como máximo exponente o el cine más próximo al terror que utiliza sobre todo el subgénero del rape & vengance (violación y venganza) como tema recurrente desde la inicial I Spite on your grave a las más recientes Revenge (vista también en Sitges) o Una jovén prometedora nominada al Oscar Mejor Película , en este subgenero podriamos etiquetar esta película.

Miriam acude con su pareja (los cuales están en crisis) a una casa en las montañas para reencontrarse con su hermana y el marido de esta después de estar varios años fuera. Una noche estando borrachos, el cuñado abusara de Miriam y esto tendrá consecuencias.

Estamos ante una película muy diferente a lo que estamos acostumbrados en este subgénero, en el que normalmente se repite un esquema, chica sufre violación muy violenta por un grupo de hombres, normalmente es dada por muerta, vuelve y se va cargando uno a uno a los responsables. En esta ocasión nos encontramos con una historia contada con saltos temporales adelante y atrás (lo que por momentos la hace un poco confusa) en la que nos encontramos una diferente punto de vista sobre un hecho cometido por un solo individuo , lo que no cambia son las ganas de hacerlo pagar.  El montaje no lineal de la película parte de descolocar en algunos momentos ya que cuenta saber en que momento ocurre, hace que la película tenga muchos altibajos que llevan a perdida de interés.  La primera media hora es tediosa, un drama de problemas de pareja  o entre hermanas pero a partir de un punto el interés y tensión se dispara, pero la vuelta al drama hace que vuelva el bajón, repitiéndose esto en alguna ocasión más.  En esta montaña rusa, de golpe el espectador se encuentra con una secuencia brutal, violenta y cruda que ya justifica el resto de la película aunque a los pocos minutos suframos otras aburridas escenas de drama. Si el montaje es arriesgado, aún más lo es la dirección en la que tenemos constantes primerisimos planos (tanto de personajes como de objetos) , secuencias  casi oníricas de animales o paisajes  muy alargadas  con música de opera algo totalmente alejado a lo que solemos ver. 

En resumen, una película con muchos altibajos, pero que su momento muy muy alto hace que consiga el aprobado.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s