COME PLAY

Año: 2020
Duración: 96 min.
País: Estados Unidos 
Dirección: Jacob Chase
Guion: Jacob Chase
Reparto: Gillian Jacobs, John Gallagher Jr., Azhy Robertson, Winslow Fegley, Jayden Marine, Rachel Wilson, Alana-Ashley Marques

 

La tecnología, o para ser más específicos, los teléfonos inteligentes, están presentes en nuestro día a día y han logrado colarse en el cine de horror. Ya se han estrenado varias películas en este género donde un teléfono inteligente es la pieza central de la trama, como lo es el caso de “A.M.I.” y “Apparition”. Por las capacidades que tienen estos dispositivos, muchas veces sentimos que tienen una mente propia, pero ¿y si fuera ese el caso?


Oliver es un niño solitario y con problemas de habla, el cual ha encontrado en la tecnología una solución para ambos problemas. Lo que Oliver no sabe es que en sus dispositivos tecnológicos se manifiesta una criatura de otro mundo tan solitaria como él. La criatura busca la forma de llegar hasta el mundo de Oliver en busca de ser su amigo por siempre.

No es fácil ignorar los mensajes que el director y escritor Jacob Chase presenta en su película. Por una parte, presenta la dinámica de una pareja con un hijo con discapacidad, y como su relación se ha desgastado por como ambos responden a esto y las dificultades que tienen el propio niño. Por otra parte, el tema moralista sobre cómo el estar consumido en los dispositivos tecnológicos cada vez nos hace estar más aislados está siempre presente, y se manifiesta en la forma de una peligrosa criatura.


Alrededor de estos temas se desarrolla una trama que promete ser excitante e innovadora, pero que cae presa de los clichés del cine de horror. El esfuerzo por querer hacer tan evidentes los temas de crítica social o por introducir alguna escena de horror o jump scare hace que las escenas se sientan algo inconexas e introduce demasiados agujeros e inconsistencias en la trama. Personajes que cambian de repente su forma de ser, diferentes reglas para presentar a la criatura o simplemente tramos que no hacen sentido, “Come Play” hace lo necesario para mover su trama en la dirección que desea con el propósito de mostrar esa escena de horror poco efectiva que parecía mucho mejor en papel o para regañar al espectador por como su vida está vacía por el uso constante de pantallas.

Ya en el ámbito del horror, “Come Play” peca de utilizar varios clichés de este género en sus escenas de horror que se vuelve predecible y poco efectiva. El diseño de la criatura conocida como Larry es excelente, pero no se siente como una criatura realmente terrorífica. Al parecer la clasificación PG-13 y el tener un elenco de niños limita lo que se puede llegar a hacer con una criatura de este tipo y las escenas donde sí se pudo haber hecho algo terrorífico con la criatura terminan solo en un intento de jump scare que no logra su cometido.


“Come Play” fue promocionada como el próximo éxito taquillero, siguiendo los pasos de otras películas independientes que sí lograron esa hazaña este año, como lo fue “The Wretched” y “Becky”. Sin embargo, “Come Play” no cuenta con lo que hizo a estas películas exitosas, que es una idea novel bien desarrollada. Lo que parece ser una idea innovadora en la trama de esta película termina siendo una idea genérica que produce una película de horror genérica y poco efectiva, de las que tenemos demasiadas cada año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s