BLOODY HELL

Año: 2020
Duración: 100 min.
País: Estados Unidos 
Dirección: Alister Grierson
Guion: Robert Benjamin
Reparto: Ben O’Toole, Meg Fraser, Caroline Craig, Matthew Sunderland, Travis Jeffery, Jack Finsterer, David Hill, Joshua Brennan, Ashlee Lollback, Sophia Emberson-Bain, Ryan Tarran, Scott George, Daniel Weaver

Después de cumplir ocho años de prisión, por acabar con un atraco de una forma muy particular,Rex decide irse a Finlandia para comenzar una nueva vida. Desde antes de llegar al país comienza a sentir que las cosas no saldrán como esperaba, pero jamás imaginó lo que le esperaba. Sin saber lo que sucedió, Rex despierta encadenado en un sótano con una pierna cortada y ahora debe buscar la forma de escapar de ese lugar.

“Bloody Hell” comienza mientras Rex, el protagonista, se encuentra en la fila de un banco y en la distancia coquetea con una de las empleadas. Desde ese momento resalta el carisma que transmite el actor Ben O’Toole (“Hacksaw Ridge”) e inmediatamente nos interesa saber más sobre él. Un momento después presenciamos cómo un grupo de asaltantes entra al banco y aterroriza a los allí presentes.


Me reservaré el revelar los actos que tienen lugar allí, pero son los responsables que Rex tenga que cumplir tiempo de prisión y a su salida decida irse a Finlandia a comenzar una nueva vida. A su llegada a este país es secuestrado, mutilado y mantenido con vida encadenado en un sótano. En este sótano vemos que Rex sufre de algún tipo de trauma psicológico que le permite hablar con una representación de sí mismo. Como si no fuera suficiente con el buen trabajo que hace O’Toole con el personaje principal, también tenemos la oportunidad de ver un segundo rol, donde representa su lado impulsivo, o lo que puede ser el equivalente del id y que lleva a muchos momentos graciosos entre ambos.

La historia en el guion de Robert Benjamin es simple, pero efectiva gracias a su buen balance entre comedia y gore y el gran trabajo en dirección de Alister Grierson (“Sanctum”). Claramente, se enfoca la atención de la película en el personaje de Rex, lo que colateralmente hace que el resto de los personajes no queden bien desarrollados o se sientan sobre utilizados. Esto no es un gran problema porque sin lugar a dudas O’Toole es la gran estrella de la película, haciendo suya cada escena con un carisma que solo puede ser comparado con el gran Bruce Campbell y que hace que no se echen en falta demasiado el resto de los personajes. A fin de cuenta tenemos al protagonista por partida doble.


Una efectiva combinación de gore y comedia, junto a un carismático protagonista son la carta de presentación de “Bloody Hell”, que recuerda al clásico “Evil Dead II”. Aunque no alcanza los niveles bufonescos ni de gore del clásico de Raimi, ofrece suficiente de ambos como para considerarse como un digno homenaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s