PORNO

Año: 2019
Duración: 106 min.
País: Estados Unidos 
Dirección: Keola Racela
Guion: Matt Black, Laurence Vannicelli
Reparto: Katelyn Pearce, Robbie Tann, Jillian Mueller, Peter Reznikoff, Bill Phillips, Larry Saperstein, Evan Daves

 

 

 

Shudder la plataforma especializada en cine de terror nos tiene bastante acostumbrados a un flujo constante de películas de horror (Host la mejor película de terror del año pasado es producción propia de ellos) que cuanto menos son entretenidas. De vez en cuando se cuela alguna manzana podrida (como a todas las plataformas, algo normal cuando piensan más en cantidad que en calidad) que no cumple con la característica de ser cuanto menos entretenida. “Porno” es la más reciente manzana podrida que se cuela en la colección de Shudder y que falla estrepitosamente en dejar una buena impresión.

La trama de “Porno” tiene lugar en un cine, donde el dueño y algunos de los empleados son cristianos devotos. Una noche, luego de cerrar el cine, cinco jóvenes empleados descubren un sótano escondido, donde encuentran algunos de los remanentes de la pasada administración del lugar, que era un cine pornográfico. Su curiosidad los lleva a ver una de las cintas que estaba guardada en ese lugar, pero sin darse cuenta, liberan a un demonio sexual.
La premisa de “Porno” puede parecer interesante al leerla, pero hay una brecha grande entre la teoría y la ejecución. Como se desprende de la descripción, esta película es una comedia de horror, pero falla en ambos géneros. La comedia está plagada de chistes sin gracia que buscan alimentarse de estereotipos sobre los cristianos y straight-edge, al igual que de chistes sexuales juveniles.

En el lado del horror, la directora Keola Racela, junto a los escritores Matt Black y Laurence Vannicelli, hace un mejor trabajo que con la comedia. Un aspecto a destacar son los bien realizados efectos prácticos, que hacen que varias escenas se sientan sumamente dolorosas. En particular destaca una donde vemos en detalle un (adivinaste) pene mutilado, que hará hasta el más fuerte a encorvarse en su asiento. Sin embargo, los efectos prácticos están contrastados por horribles efectos de CGI de muy mala calidad.
El mayor de los problemas con esta película es que su historia es tonta y la comedia no la lleva a ser un buen tipo de tonto. Encima, los personajes son aburridos y poco interesantes, y no se puede decir que el elenco destaca por sus actuaciones, aunque esto puede ser efecto del pobre material con el que trabajaron. Lo que debía ser una película para pasar un buen rato, termina siendo una aburrido sin sentido.

“Porno” se ofrece como una nueva comedia de horror que falla en ambos aspectos y es uno de los más grandes fallos de Shudder. La historia es tonta y aburrida, la comedia no conecta y el horror brilla por su ausencia. La cantidad de chistes sexuales generan el mismo interés que los penes flácidos que muestra continuamente y solo los efectos especiales sirven para darle un poco de calidad y que no sea un completo desastre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s